Solicitud al Concejo Municipal de Osorno_ #ParoCASC2019

El día  martes 18 de junio se presento en el Concejo Municipal de Osorno, la petición del equipo docente del Colegio Artístico Santa Cecilia, establecimiento educacional particular subvencionado perteneciente a la Fundación Cristo Joven, emplazado en la población de auto-construcción Maximiliano Kolbe, y que desde el martes 03 de junio se encuentra en paralización docente, realizando la solicitud expresa sobre un sesión especial para analizar los cambios  curriculares que desea implementar el Ministerio de Educación a partir del 2.020 y que afectan directamente el  proyecto educativo del Colegio Artístico Santa Cecilia..

¿Por qué el Colegio Santa Cecilia está en paro?

 

Se encuentra en paro porque rechazan las nuevas Bases Curriculares de 3º y 4º Medio, las cuales eliminan del plan de formación común las asignaturas de artes y religión, pilares fundamentales de nuestro PEI, transformándolas en electivas y competitivas, ya que le dejan al alumno la tarea de elegir y priorizar entre ellas.

El Colegio rechaza la visión tecnocrática de la educación, en donde sean los sostenedores o las municipalidades quienes a través de las horas de libre disposición dispongan y establezcan la obligatoriedad de estas asignaturas, que para nosotros son pilares fundamentales de nuestro PEI.

 

¿Cómo afectan estas nuevas Bases Curriculares al Proyecto Educativo Institucional del Colegio Artístico Santa Cecilia?

El CASC rechaza las bases curriculares porque:

 

  • Afectan la esencia del PEI, el cual se base en garantizar el arte como un derecho, como un medio transformador de la sociedad, que permite desarrollar en los alumnos habilidades para la vida, con una conciencia y mirada crítica de la sociedad, y no como meros productos estandarizados.
  • Se opone a la libertad de enseñanza consagrada en la Ley General de Educación, la que establece la posibilidad de que los colegios posean Proyectos Educativos con énfasis y sellos propios los cuales contribuyan a la formación de estudiantes integrales.
  • Entrega una falsa percepción de la electividad, al señalar que todos los alumnos tendrán la posibilidad de profundizar sus conocimientos en 27 asignaturas de profundización, lo cual constituye una falacia, ya que esto sesgará aún más la educación en función de los recursos económicos que posean los establecimientos para ofertar la totalidad de las asignaturas.
  • Se coarta las posibilidades de desarrollar un rol social en la educación, donde el colegio y los docentes no sean meros facilitadores del conocimiento, sino reales agentes de transformación y movilidad social.