3° Jornada del Primer encuentro de Líderes Santa Cecilia

Este fin de semana se llevó a cabo el 3° Jornada de este 1° encuentro de Líderes del Colegio Santa Cecilia,
Acompañados de un clima idóneo para recuperar energías, nos encaminamos hacia puerto Octay, el sol nos avecinaba una jornada de reflexión, ya que sería nuestro sostenedor y guía espiritual quien nos regalaría su experiencia y consejos para ser cada día mejores, la jornada se desarrollo en tranquilidad, y esto fue literal, ya que todo se alineo para que solamente el sonido de la naturaleza fuera testigo de cada una de las palabras del Padre Pedro, palabras que quedarán en la memoria de nuestros jóvenes.

Finalizada la jornada de reflexión y con más energía que nunca el bosque nos abrió sus brazos para que encamináramos nuestros pasos hacia la aventura, iniciamos el recorrido por medio de un frondoso bosque nativo que se ha mantenido intacto, y en el cual a través de cada
obstáculo fuimos ganando fuerzas para llegar a nuestra meta, el lago, quién con su tranquilidad y belleza nos recibía con la dicha de haber alcanzado nuestro objetivo.

La jornada finaliza con las estrellas acompañando nuestro camino, y por medio de la unión regresamos a la niñez y trabajando unidos logramos divertirnos jugando a las escondidas, actividad que saco risas, estrategias y trabajo en equipo, para no ser descubiertos.
Puerto Octay nos regalaría una mañana digna de una postal y el trabajo se iniciaría ya a las 7 de la mañana, los jóvenes con entusiasmo iban llegando al desayuno y unidos como cada sábado bajo la compañía de Dios Padre recibimos nuestro 1° alimento el cual nos ayudaría a tener energía para la segunda jornada, actividad que requeriría de toda nuestra concentración.

Ideas y sueños recorrieron el salón de trabajo y decantaron en hermosas propuestas, que, al igual que un trozo de madera se van labrando hasta alcanzar una hermosa obra de arte, Escultura que será presentada en nuestra última jornada.
Aún nos queda camino, sin embargo, este proceso nos llena de alegrías, ya que vemos como, día a día nuestros jóvenes van siendo más consientes del entorno que los acompaña.